Se acercan las elecciones: ¿Quién salió más beneficiado con estos nuevos comicios?

Conocidos los resultados de los comicios realizados el pasado 20 de diciembre, quedamos a la expectativa de lo que ocurrirá en estas nuevas elecciones presidenciales que se avecinan próximamente, estos comicios establecieron que el futuro del país depende de esta impresionante cita que tienen todos los ciudadanos dentro de las urnas electorales.

Nunca se había vivido una situación parecida en todos los años en los que España ha estado interactuando con la democracia, pues luego de un periodo corto de seis meses, posteriores a una convocatoria democrática y participativa, la cita con las urnas electorales ya está pautada.

El pasado veinte de diciembre, instituyó un antes y un después dentro de la historia de fundación de nuestra gloriosa nación, es la primera vez en la historia donde la concurrencia de dos nuevos partidos políticos influyan tanto en la manifestación y entrega de los valientes dentro del proceso de votación, pues esto hace más impredecible lo que ocurrirá al momento de cumplir con la cita electoral.

Ahora bien, haciendo referencia a los partidos, la fuerza impuesta por el Partido Popular, era la esperada, pues aún es considerado el partido de mayor poder de convocatoria y por consiguiente el candidato a ganar, sin embargo estos han marcado un resultado muy bajo, en comparación con los años anteriores donde su dominio era predominante, pero con la aplicación de estas nuevas elecciones el PP sería en este caso el más beneficiado, recuperando votos perdidos y dejando incluso partidos muy atrás en cuanto a cantidad de votantes, ya que debido a lo mal que fue recibido el pacto de Albert Rivera para algunos votantes derechistas produjo una disminución en la cantidad de simpatizantes tanto del partido de Albert Rivera (Ciudadanos) como para el partido de PSOE.

Otro de los partidos beneficiados sería el partido de Podemos, el cual podría situarse como segunda fuerza política, debido a la fuga de votantes que pueden padecer los partidos de Ciudadanos y PSOE, debido a ese pacto que lo que hizo fue decepcionar a muchos simpatizantes de izquierda igualmente.

Estas son las cosas buenas que ha hecho el PP

El PP quiere establecer un panorama visual, en el cual nos exponen las virtudes y los logros realizados por el periodo de gobierno de Rajoy, manifestando una larga lista de los 40 logros que se han efectuado en un corto periodo de dos años de nuestra legislatura.

Un argumento originado desde el interior del partido y que ha sido enviado en la dirección de los cargos establecidos dentro del mismo partido, posterior al llamado de Mariano Rajoy en el cual exhorta a sus miembros a poner un importante énfasis en materia económica, y a la descripción de las (para su gusto) mejoras establecidas en su mandato, mostradas en las estadísticas.

Entre las mejoras o llamados logros manifestados por el partido existe una gran cantidad de datos económicos, un ejemplo de esto sería lo establecido en cuanto al aumento de las exportaciones, la financiación de empresas de orígenes extranjeros y la balanza respecto a lo comercial favorable.

Pero además, indican que la disminución de los “desahucios” es totalmente consecuencia de las políticas empleadas por el gobierno, por último hacen una indicación acerca del estado de las personas que reciben pensión, instituyendo que estos han recuperado su poder adquisitivo gracias a esas medidas.

En esta lista de los logros tenemos lo siguiente:

  1. Un crecimiento de las exportaciones del 7%.
  2. Superávit.
  1. Después de 9 trimestres de pérdida, hay crecimiento económico.
  2. Desde el extranjero han invertido más de cuarenta mil millones de euros en España.
  3. Debido a las políticas del P.P., se han frenado los desahucios.
  4. Hay competitividad de nuevo en España.
  5. Hay medidas que están buscando la mejora educativa.
  6. El Índice de Precios sólo subió un 0.2%
  7. Las familias y compañías ven su endeudamiento reducido.
  8. Desde 2009 el abandono del sistema educativo descendió hasta en 6 puntos.

La lista se extiende hasta 40 argumentos a favor del gobierno del Partido Popular, pero estas mencionadas son las más relevantes y características.

Pablo Iglesias sigue el mismo discurso que Chávez

Empleando lo dicho en años anteriores por el ex mandatario de la República Bolivariana de Venezuela acerca del denominado Socialismo del siglo XXI, en aras de lo que se establecía en Venezuela como el día del empleado público (4 de septiembre), un analista en oratoria y asesor de comunicación como Fran Carrillo, establece las similitudes que existen entre los discursos del ex presidente de Venezuela y el actual líder del partido “Podemos” aquí en España.

En el análisis se enfatizaron los términos utilizados por el ex mandatario que actualmente están siendo utilizados en el discurso de Pablo Iglesias, pues al analizar detenidamente alguno de los discursos de Chávez podemos ver la sustitución de términos como oligarquía, “cúpula”, e incluso los empleados en socialistas del siglo XXI.

En una entrevista realizada al ex candidato para ese entonces de la presidencia de Venezuela Hugo Chávez, aseguraba que en ningún momento él se consideró así mismo como un socialista, manifestó su desacuerdo con la dictadura aplicada en la isla de Cuba y enfatizó la importancia de la empresa privada dentro del marco económico de un país como Venezuela y en el mundo en general.

Esto simplemente es un mensaje cuyo objetivo era endulzar los oídos del público que se encontraba bastante centrado para el momento de esa elección. Lo mismo está empleando el candidato del partido Podemos, al desatar en el oyente dudas de cuál sería su verdadera orientación política, pues en algunos momentos ha admitido abiertamente tener afinidades políticas partidarias al comunismo, mientras en otro discurso estable no querer lo mismo para España que lo que Chávez hizo y lo que actualmente está haciendo su pupilo Nicolás Maduro en Venezuela. Pero en 2013 manifestó que para él la democracia era Hugo Chávez.

La condescendencia se muestra en sus discursos pues, en sus entrevistas se ve incluso un apreciación hacia el autoritarismo empleado por el gobierno Venezolano y que a él le gustaría aplicar en España, empleando eslóganes como “todo aquel que no esté con nosotros no puede llamarse demócrata”, aplicando un excesivo uso de la palabra democracia, que en la mayoría de los casos es utilizada de manera errónea, pues en Venezuela se encuentran lejos de vivir una plena democracia hoy en día. L.N.

El derecho a la pataleta o el abuso de las compañías telefónicas

Parece mentira, pero las compañías telefónicas hoy en día son todopoderosas. Manejan tu vida y no puedes hacer nada al respecto, porque las necesitas. Y sí, te puedes cambiar a otra, pero el idilio durará menos que una rosa en invierno.

Sus campañas son agresivas como pocas. Buscan clientes de mil maneras diferentes, intentan persuadirlos ofreciéndoles todo lo imaginable, prometen y prometen… pero… Ese es el problema que saben agarrarte con una permanencia y cuando surgen los problemas (que surgen) tienes que seguir aguantando porque cambiarte te sale por un ojo. Prometimos… pero no cumplimos y no solo eso, sino que encima te tienes que aguantar. No lo dicen, pero lo ponen en práctica.

Un ejemplo real: el de una de esas compañías que se vende y se anuncia hasta la saciedad vendiendo su excelente atención al ¿cliente? ¿o sufridor? Una avería ¿y qué hace el pobre usuario? Llamar a atención al cliente, claro, solo para informarse. Responde una máquina muy amable, eso sí, diciendo que hay un problema y que están trabajando en ello. Y se corta la comunicación. Bien, pero el pobre cliente lo que quiere es saber cuándo volverá a funcionar internet, porque su trabajo depende de ello.

Ni por el fijo ni por el móvil, imposible, no hay siquiera la posibilidad de “marque un… y le pasamos a un operador” ¿Para qué? ¿Para que el pobre tenga que oír quejas y lamentos? Siguiente paso, aprovechando que el móvil tiene datos, el bienintencionado (aún) cliente escribe una queja. ¡Puede escribirla! El correo de atención al cliente deja… Deja escribirla, claro, pero no enviarla.

Diez horas después y tras mil intentos desesperados de contactar con alguien ¿qué es lo que le queda al ya desesperado cliente? La pataleta, pero en solitario porque no hay nadie responsable que pueda sufrir sus consecuencias.

Un caso real, lamentable, pero habitual. Y lo peor de todo es que en la compañía se lavan las manos, en esa y en cualquier otra, porque saben que tienen clientela segura, que hoy no se puede vivir sin teléfono ni internet y que los que mandan, al final, son ellos.

La vergüenza del fútbol

Lamentablemente, cada vez se parece menos a un deporte y más a una batalla sin sentido. Lo hemos visto en la Eurocopa. Parece que los partidos han quedado en un segundo plano frente a las barbaridades de los mal llamados aficionados. Aficionados no solo de cierto país, Gran Bretaña, que ya nos tenían acostumbrados a sus desmanes. No, la cosa parece que se ha extendido.

Ahora hay que soportar la delincuencia organizada de grupos de rusos (vamos dejar lo de aficionados o hinchas) dispuestos a darse de mamporros con cualquiera que se le ponga delante y, ya de paso, destrozar todo lo que tenga a mano. Por cierto, y encima entrenan y lo graban…sin palabras. Y no mucho mejor es el comportamiento de cierta parte del público croata, lanzado bengalas y petardos al terreno de juego sin pensar que podrían causar serios daños, como de hecho estuvieron a punto de hacerlo.

¿Eso es deporte? No, no lo es. Y la excusa de que son grupos incontrolados no es más que eso, una excusa. No se puede negar que a veces desde los mismos clubes se ha mirado hacia otro lado, sino fomentado, la actuación de grupos con un cierto “matiz violento”. Siembra vientos y recogerás tempestades, dice el refrán popular, y qué razón tiene en esto del fútbol.

Porque ya no es que la violencia se viva en grandes eventos, no, empieza a ser inherente al fútbol. Tal vez por lo que se ve… o no, habría que analizarlo. Pero lo cierto que no es raro ver comportamientos muy poco deportivos en partidos de alevines, y no por parte de los niños, sino por parte de los entrenadores e incluso de sus propios padres. O batallas campales en partidos de tercera regional o agresiones brutales a un árbitro… ¿Deportividad? ¿Dónde?

¿Eso es fútbol? No, no lo es y lo peor es que quien tiene en su mano acabar con esta situación no lo hace: por un lado las autoridades poniéndose de una vez serias, por otro los clubes prohibiendo la entrada a los campos de estos grupos y, finalmente, el resto de los aficionados que cuando contemplan un hecho deleznable pasan de largo ya hacen como si nada.

La gran farsa de PODEMOS

Ya manifestada por su demagoga denominación de partido, “Podemos”, el cual se ha encargado se sacar partido de una situación en la que los ciudadanos podrían considerarla como desesperada, pues en su discurso político se dan indicios de tener inclinaciones partidarias al comunismo, y establecen ser los precursores del socialismo del siglo XXI, término utilizado por el ya fallecido ex presidente de Venezuela y que ahora es utilizado por su seguidor Nicolás Maduro, pero que además ha llegado a oídos y boca del actual líder del partido populista de Podemos Pablo Iglesias, pues estos toman conciencia de lo cansada que se encuentra la sociedad española de ser constantemente engañada por la pelea bipartita entre los partidos de PSOE y el Partido Popular.

Con este nombre se hacen entrever lo que verdaderamente propone dicho partido, simple y llanamente atraer la atención de simpatizantes, pues sus ideas de mejoramiento referentes a la nación carecen de sentido común, alegando tener inclinaciones político-comunistas, enfatizando en darle más poder al Estado, hasta el punto en el cual las instituciones públicas controlen gran parte del sector productivo y social del país, y poniendo entre comillas la idea de darle al pueblo mas participación en cuestiones políticas, de allí es que deriva el nombre de “podemos”, instituyendo la realización de un cambio en la esfera política que ha estado por tanto tiempo inamovible en el país, gracias a esas dos grandes vertientes de PSOE y PP.

Lo irónico es que el método populista ha dado sus frutos, pues en encuestas realizadas se indicó que el 40% de los integrantes o cerrajeros murcia de este “maravilloso partido” estaban en desacuerdo con sus ideologías políticas, lo que hace más impresionante su capacidad a la hora de manejar el Marketing.

Este 40% de los simpatizantes que están en contra de las ideas de dicho partido, simplemente estarían dispuestos a votar por ellos, como una especie de venganza en contra de los demás partidos que a su entender no han sabido realizar buenas gestiones en el país, lo que ellos no saben es que al poner en gestión a un partido populista como Podemos, y que este emplee sus políticas ideológicas de izquierda pura, estaríamos en presencia de una debacle social y económica en el país, además de ello el otro 60% de simpatizantes que no se encuentran en contra de dichas ideas, pero que tampoco están a favor totalmente, simplemente poseen una afección personal por el líder del partido Pablo Iglesias, gracias a su discurso populista.

El valor de las cosas

A veces resulta muy chocante el valor que se da a ciertas cosas en ciertas situaciones. Chocante, paradójico, sorprendente e incluso indignante. Mientras todo un país se planteaba un tema tan serio como seguir perteneciendo o no a la Unión Europea (nos referimos, evidentemente a Gran Bretaña) veíamos encuestas que rayaban lo surrealista.

Mientras en cualquier lugar de Gran Bretaña se esgrimían todo tipo de argumentos a favor o en contra, a muchos kilómetros, en la Costa del Sol española (y según lo que mostraban los medios de comunicación) no había mucho debate. ¿Opinión mayoritaria? Permanencia, por supuesto.

Se puede pensar que se trata de una especie de ataque de sentido común contagioso, o de sinrazón, según quien lo mire. Pero no, las razones de fondo no tienen nada que ver con las ventajas o desventajas que para Gran Bretaña supone la permanencia en la Unión Europea. Es algo mucho más personal, más de andar por casa.

En nuestras costas mediterráneas viven miles de ingleses, disfrutan del sol, del mar…y de los excelentes servicios españoles. Sí, porque si hay algo que valoran los extranjeros que residen en nuestro país es la sanidad, esa que utilizan sin ningún remordimiento. Y no solo eso, sino que aquí las medicinas son mucho más baratas que en su país, y el transporte, y la vivienda…

Vamos que estar empadronados en España para ellos es todo un chollo ¿Quién quiere renunciar a todo eso? Evidentemente, nadie. El suyo, desde luego sí es un retiro dorado, con sus jubilaciones, nuestros precios y nuestros servicios ¿Qué más se puede pedir? Que Gran Bretaña siga en la Unión Europea, claro.

Todo un sinsentido que lleva a pensar aquello de que el bien común acaba siempre muy por debajo del propio. A veces un poco de egoísmo está mal, pero cuando se trata de vivir a costa de los demás resulta, cuanto menos, inmoral.

Predicar con el ejemplo

Si, así de sencillo y así de difícil de conseguir. Toda la clase política sin distinción se encuentra inmersa en una batalla vacía de contenido y, lo que es peor de soluciones, respecto a la guerra civil en Siria y al drama de los refigurados. Y mientras, hay alguien que con un simple gesto les pone en su sitio y hace eso que deberían hacer los que mandan: predicar con el ejemplo.

No basta con decir que es terrible, hay que plantear soluciones, tomar iniciativas. Y en ese sentido el violinista Ara Malikian ha decidido poner su granito de arena y dar una lección de la que todos, pero especialmente quienes gobiernan, deberíamos tomar nota. Un gesto sencillo, pero con un gran significado, Malikian ha llevado la música a los campos de refugiados sirios en el Líbano. Un pequeño rayo de esperanza, una mínima ilusión, pero al menos algo hermoso para olvidar por un momento los terribles efectos de la guerra.

Cierto es que seguramente su origen armenio libanés y su propia experiencia personal hayan influido en su especial sensibilidad hacia los refugiados. Pero eso es lo de menos. Lo importante es el gesto y Malikian ha hecho uno muy grande llevando eso que sabe hacer a los más necesitados: música.

Y aún más, el violinista ha anunciado que donará parte de la recaudación de los cinco últimos conciertos de su gira en España “15”, a los programas que la ONG Acción contra el Hambre desarrolla en el Líbano. Exactamente un euro por entrada y, además, invita a todo el mundo a colaborar con este programa solidario.

Y dice Malikian que no basta con dar de comer a los refugiados, hay que darles un futuro. Y no deberíamos dudarlo porque ¿quién dice que no seamos nosotros los refugiados en unos años? Prediquemos con el ejemplo, aunque sea por una cuestión egoísta, porque para recoger primero hay que sembrar.