El caso es que a raíz de la estafa con champán, burbujas con comisiones, y desfalcos con paraísos, la construcción se hundió, y con ella todos los empleos que arrastra (que no son pocos).

Pero no preocuparse, que llegaron los expertos, a sueldo vete tú a saber de quién (aunque las malas lenguas dicen que del capital especulativo), y como era poco el paro parió la madre, y le entraron a degüello al empleo público (tan útil por otra parte como eficiente), que es como cortar el muñón y el hueso, y querer que el cadáver camine y que el esqueleto baile.

Con estos “master” ganamos la Champion del paro, y cayó el consumo hasta tocar a muerto por persona y a funeral por familia. Ni compraba el médico ni vendía el albañil.

Aunque engordaba el político y medraba el ladrón. Era la hora de la siesta del siglo. Modorra, austeridad, y “rigor mortis” hasta el dos mil….y pico. O hasta que a Merkel (la “jefa” de la democracia de Europa), le salga de la punta de los botines.

Puesto en barbecho todo el humus, abonado el jardín del sur, y vendido todo el pescao, los expertos se ajustaron la pajarita impoluta, y arramblaron con su comisión fermentada, camino de su paraíso fiscal decente, no sin antes vaticinar (esto se aprende en la escuela de Chicago), que aunque íbamos hacia la catástrofe, estábamos en el buen camino.

¡Para nota!

L.S.

Ante la falta de industria en nuestro país, debido, entre otras cosas, a que nuestros políticos ([Felipe] González incluido) obedeciendo órdenes de la superioridad, procedieron en su día al correspondiente acoso y derribo de nuestras fuentes de riqueza y trabajo (alguna comisión caería), la MARCA ESPAÑA busca ahora otras formas menos laboriosas de ingresos, a través de la promoción de los valores espirituales y de los atractivos innegables de nuestro país.

En este sentido, y dado que se ha detectado un interés evidente (y quizás rentable), a nivel internacional, por todo lo que tiene que ver con la INQUISICIÓN ESPAÑOLA, los encargados de la MARCA van a proceder a la reactivación y renovación de aquellas ceremonias y autos de fe que nos hicieron famosos en todo el orbe cristiano y allende los mares, de manera que ante la abundancia de combustible y siempre que se respeten los niveles de emisión de CO2, se procederá a quemar en las plazas públicas de España, todos los viernes por la tarde (antes de la cena y el botellón), a trabajadores baratos o que demuestren estar en paro desde hace más de 6 meses.

Se discute en estos momentos, en una reunión conjunta del gobierno de España con el FMI y la Comisión europea, si se compensara a los pobres desgraciados que pasen por la parrilla, o a sus familias (de haberlas), con una condecoración de la MARCA, a título póstumo.

Lo que sí parece decidido ya es que no cobrarán el salario mínimo interprofesional, y todo parece indicar que no llegarán a cobrar pensión de jubilación, salvo que salgan vivos del evento (y ni aun así), hipótesis que en estos momentos no se contempla.

(Ha informado: uno que pasaba por aquí y vio el humo).

 

L.S.

La crisis aprieta. Y a la altura de la fecha en la que estamos, poco voy a descubrir.

“Los vinos de precio alto pierden mercado”; “El vino en general pierde mercado”
“Estamos ante un mercado en recesión y con excedentes”
“El consumo se desplaza de canales”
“La hostelería sufre su mayor crisis”
“Los impagos aumentan un 23 por ciento”;
“La supervivencia a la crisis se plantea con una guerra de precios”

En tiempos revueltos… es buen momento para abrirse a nuevos retos.

Siempre he pensado que nunca hay momentos malos, lo que me ha hecho ver siempre el vaso medio lleno, y he comprobado que de todas las etapas, dificultades o cicunstancias se puede aprender algo ó aplicar esa mejora que era necesaria y no aplicábamos.

Creo que todo lo anterior resume mi actitud sobre la que debería ser nuestra postura ante la crisis. Esta crisis, principalmente del circulante, por distintos motivos según el caso, está concienciando, a todos en general, de que esto no puede seguir así: necesitamos más profesionalidad por todos los agentes. Debemos aprovechar que la gran mayoría del sector de la hostelería está más receptiva de lo habitual a todo tipo de cambio, y aún más a lo referente al tema financiero, para dar un paso adelante.

En temas comerciales no voy a entrar, por lo menos de momento y ahora, pero sí, y esta es mi intención, hablar del tema financiero para con nuestros clientes. Creo que en muchos más temas, por ejemplo este, el financiero, los distintos distribuidores podríamos trabajar en una misma línea. Veo en un futuro cercano que nos batiremos en las calles sólo con acciones comerciales propias de cada empresa y marca.

Mi opinión es que existen muchos más puntos en los que deberíamos hacer frente común YA, ¿no apredemos de los bodegueros?: su sentido gremial, respeto, ferias y eventos, comunicación, márgenes de maniobra, formas de pago, y un largo etcétera.

Dicho esto, y centrándonos en el tema que nos atañe, creo que es momento para comenzar a trabajar en las condiciones financieras con nuestros clientes, y quizá, por qué no, también con nuestros proveedores. Propongo dar los primeros pasos para entablar reuniones que traten estos temas, y que con suerte se conviertan en la primera huella de la creación de la asociación de distribuidores de vinos y licores de la provincia de Sevilla.

Por ejemplo, referente a los clientes, expongo algunas de las mejoras que se podrían hacer: crear nuestra propia base de datos de impagos (o sólo pueden los bancos), trabajar con una misma compañía de seguro comercial, establecer tiempos de pago reales y bien definidos en el sistema administrativo: ventas al contado, reposición, 30 días y 45 días máximo según cliente e importe de factura. En cuanto a facturas y albaranes, exigir siempre de forma obligatoria la identificación plena del que recibe la mercancía, y plasmar en dichos documentos, las condiciones generales de venta bien definidas y de forma global, etc…

Para terminar, dejo abiertas estas cuestiones: ¿Cómo está influyendo esta crisis?, ¿qué estamos haciendo para enfrentarnos a ella?, ¿Qué propuestas está haciendo el sector?, ¿Podemos salir fortalecidos?

Hay tantos temas en los que podríamos unir fuerzas, que sólo dejo este post como ejemplo de ello y establezco aquí las primeras pautas de lo que será mi blog en lo sucesivo. En próximas entradas habrá más.

El otro día me llamó un compañero de la distribución, lo que me llenó de alegría, no sólo para felicitarme por mi iniciativa y acierto en el post “La crisis, no todo es malo”, sino que me animaba a plantear ya en mi siguiente post las bases para la creación de la asociación de distribuidores de vinos y licores, y más en concreto de Sevilla donde encuentras a cerrajeros economicos Sevilla.

Era esta una cuestión que pensaba acometer más adelante, quizás como objetivo final de una sucesión de reflexiones venideras sobre acciones que podríamos llevar a cabo en conjunto todos los distribuidores. No me importa posponer estos temas, pues el orden “no afecta al producto”, y sí creo que podríamos dar mayor contenido y puntos de vista a las distintas propuestas en un entorno grupal participativo.

Lo que está claro es que este sentimiento grupal necesita de una gran dosis de generosidad, respeto mutuo y visión de futuro por todos sus miembros. Miembros que si bien se tratan de competidores directos, es innegable que somos además colegas con los mismos objetivos e inquietudes, idénticas preocupaciones y similares problemas. Creo que con un justo intercambio de experiencias e ideas tendríamos la oportunidad de unir fuerzas para logros comunes en beneficio del sector de la distribución de vinos y licores.

Es sabido que cuando proveedores, clientes y autoridades saben que un gremio está afiliado en una asociación seria y reconocida, aumenta la confianza en sus servicios, conlleva un mayor reconocimiento profesional a su trabajo, y es siempre una voz válida a tener en cuenta por las autoridades gubernamentales.

Estaría por tanto de acuerdo en una asociación que por supuesto elevara la imagen de todos sus miembros, dotara a los mismos de las herramientas necesarias para proteger sus intereses ante terceros y se convirtiera en el cauce de las relaciones con las administraciones públicas.

Esta asociación debería tener los objetivos muy claros, como contribuir a la unión, establecer sanas prácticas comerciales; asesorar, defender y representar a los asociados; establecer relaciones de intercambio, desarrollar las relaciones públicas y mercadotecnia del sector de cerrajeros Elche, etc. Un paso que siempre ha rondado en la cabeza de todos y nunca se ha dado…
¿A qué esperamos?

Se me viene a la cabeza una infinidad de asuntos de los que podríamos hacer fuerza común, como:

Un catálogo actualizado de sus miembros y actividad para la industria en general.
Elaboración de solicitudes oficiales que nos representen. ¿Qué sería de la Feria sin manzanilla? ¿Y de la Semana Santa sin Cerrajeros Santander? la creación de zonas y horarios efectivos para la descarga de nuestra mercancía, así como tener en cuenta nuestra opinión en los grandes eventos de la ciudad, son varias de estas solicitudes.
Aplicar de forma solidaria y corporativa iniciativas contra los impagos.
Desarrollar y establecer bases concretas sobre las relaciones con nuestros proveedores.
etc.

Muchas son las cuestiones que podemos llevar a cabo. Quizás todo esto tenga que ser asunto de otro momento, pero ¿seremos capaces de dar el primer paso? Yo creo que sí.

Espero dar noticias y no opinión en mi siguiente post…

Suena el despertador, es lunes, desayuno mis cereales diarios y pongo las noticias, es necesario seguir recortando, 35.000 millones para las comunidades autonómas. El déficit es aun muy alto y no llegamos, casi me atraganto y apago la televisión, dejo el vaso en la cocina y me voy a trabajar. Soy celador en el Hospital Virgen de la Salud, “un privilegiado”.

Al llegar a trabajar veo a mis compañeros privatizados de la limpieza con pitos y banderas en la puerta principal gritando: “gerente, baja, queremos verte”, porque no han cobrado la paga. De repente pienso “35.000 millones más” y tiro a ponerme el uniforme.

En “mi” puesto de trabajo me comunican que llega una urgencia, un infarto, cuando le pasamos a la sala el técnico de la ambulancia me comenta que esto no hay quien lo aguante porque no han cobrado ni la nómina de diciembre ni la de febrero. Su jefe dice que el Sescam no paga y de repente pienso: “35.000 millones más”.

Todos los jueves hay concentración en la puerta del Hospital Virgen de la Salud a las 12.00 a.m., cada vez hay menos gente, el líder sindical grita ” Todo lo están haciendo sin contar con los sindicatos, es decir, por cojones!”.

Para terminar la jornada una compañera me pregunta: tú que estás metido en eso de los sindicatos, es decir, afiliado, ¿por qué no hacen nada? Y vuelvo a pensar “35.000 millones más”.

 

D.M.

Tras el paso del verano y el disfrute de las vacaciones, escribo este post, no para dejar constancia de otro de mis puntos de vista personales sobre nuestro gremio, sino para contar que el primer encuentro de distribuidores de Sevilla discurrió en un ambiente distendido y al parecer, lleno de inquietudes. Y habiendo analizado la necesidad empezar a colaborar como grupo, nos convocamos a una nueva reunión el 27 de septiembre. Cada uno de los asistentes propondrá iniciativas e ideas concretas para su debate y aprobación, e intentaremos dejar claro el deseo de constituirnos como asociación, si así lo acordamos. Para este acometido sería necesario ir pensando en un nombre, un domicilio, el ámbito de la asociación, los fines de la misma, su naturaleza y su régimen estatutario.

Compañeros, espero que al igual que yo, estéis reflexionando sobre los distintos temas que nos pueden ocupar como por qué debemos llamar a http://www.desatascoszaragoza.com para que desatasque los problemas de tuberias de las cubas de vino.

Quiero desmontar el mito de los cerrajeros timadores, vivo en Valencia por motivos laborales y como buen currante me levanto temprano y llego pronto a casa, vivo solo y en una ciudad que no es la mía, sin embargo, hay gente aquí que me trata como si llevara con ellos una vida, lo mejor de todo es que en el tercero en el que vivo no hay más propietarios de llaves que yo, ni siquiera el dueño de la casa quiso tener otras por si acaso ocurría una desgracia, vamos, como la que me ocurrió el otro día. Salí de fiesta, mi primera salida nocturna en meses y tras varios rios de alcohol corriendo por mis venas, soy trabajador, no un santo, perdí el juego de llaves que tenía. Algo bueno, no pude coger el coche, aunque en mi estado esa noche tampoco creo que hubiera llegado, por suerte, un compañero mío me ofreció dormirla en su casa, bastante más cercana a los bares que la mia. Al dia siguiente para ir a buscar el coche con una resaca digna de un cosaco ruso, me di cuenta que no había llaves y tocaba volver en transporte público. Mientras llegaba a casa busqué en el móvil el número de unos cerrajeros baratos en Valencia y les llamé para que me hicieran el apaño. A los 20 o 30 minutos ya estaba allí y con sus trucos de magia me abrió la puerta, el precio, bastante barato para lo que esperaba yo de un domingo por la mañana. Así que ni timadores ni vivas la virgen ni nada de eso, a la empresa a la que llamé todo le pareció bien, su tiempo de respuesta fue increíble y del coste, no me quejo. Si algún día me quedo en la calle, les volvería a llamar, aunque creo que también le voy a dejar una copia de la llave a mi amigo, a él o a mi vecina del segundo.

 

N.R.M.

El frío me recibió con insistencia. Era la primera visita, hace tantos años que prefiero no pensarlo. Alojado en una casita alquilada por días junto a la plaza del Obradoiro, Haced caso de los dueños cuando dicen que solo tienen un juego de llaves, que luego, pasa lo que pasa y con el desfase de sueño y horarios terminas por llamar a cerrajeros 24 horas de Santiago. Recorrí por primera vez la ciudad como el que busca un tesoro: con un mapa, poco dinero e ilusión desmedida. Por fin la conocía, por fin recorrería las calles por las que tantos, reales e imaginados, grandes personajes, hicieron de las suyas. Era mi oportunidad y no iba a ser menos que ellos. Recuerdo una botella de DYC, un parque, vasos de plástico, bolsas de hielo y mucha gente. Una noche eterna. A la mañana siguiente decidí centrarme en viajar la ciudad (“Be a traveller, not a turist”, rezaba una de mis camisetas por aquel tiempo) y descubrí la grandeza de una urbe que, alejada del orgullo desmedido de otras de su entorno, te recibe de cara, sincera, y honesta, si tú con ella cumples la parte del pacto, no escrito, que te toca.

Un murciano, como casi cualquier otro habitante de la península debido a su estratégica situación, tiene medianamente fácil acercarse a esta ciudad sacra, pero si sumas unos años viviendo en Madrid, el cocktail se vuelve explosivo, se vuelve Molotov, ardiendo a la primera de cambio, con la mecha de un sencillo y corto viaje, de no más de una hora, para conectar ambas ciudades. Desde el centro de España visité Santiago en multitud de ocasiones, cosas del AVE, fines de semana o noches de ida y vuelta. Recuerdo especialmente el concierto de Incubus en Madrid que acabó al día siguiente en Galicia dando botes. Compañía inmejorable, de gente y edificios.

Con la edad las visitas se volvieron íntimas, haciendo mías las vivencias de Cervantes leyendo, de El Greco observando, o Alfonso X paseando. La imponente Catedral, pocos edificios con semejante historia en todo el país, en mi profana concepción del arte, ecléctica y visceral, acompañan cada paso que doy por sus calles.

Desde estas líneas recomiendo visitar Santiago, empaparse de sus plazas, disfrutar de sus personas, comer en sus restaurantes, grabarlo en tu memoria y, como a esos queridos abuelos que todos hemos tenido, mantenerlo, para siempre, en el recuerdo.

¿Sabe Vd. lo que es un amanecer sintiendo el calor de unos brazos que te envuelven y te aman? Es pasearte por las nubes más hermosas sin que nadie te pida explicaciones.
¿Conoce Vd. la mirada transparente del deseo y el anhelo de querer tocar la piel y los sentidos de otro ser humano que te altera el alma? Es dejar que tu imaginación vuele libre sin que nadie sea capaz de atraparla.
¿Ha dejado caer las lágrimas cuando ha olido la piel de un recién nacido, indefenso, sublime, frágil y a expensas de tu cuidado y cariño? Es tocar el cielo y sentir la grandeza del universo mientras abrazas a ese pequeño ser.
¿Conoce el placer de la risa y la alegría mientras comparte las sencillas cosas que te ofrece la vida? Es tener el corazón bien llenito del néctar más preciado.
¿Se estremece, se enternece, se emociona cuando otro ser humano le demuestra afecto? Yo sí. Es el mejor síntoma de notar la vida en tus venas, como ejemplo el abrazo que le di a uno de los cerrajeros en Elche que me ayudaron a abrir la puerta de casa.

¿Le duele el sufrimiento de sus semejantes? ¿Se le encoge el alma cuando observa cómo enloquece un padre o una madre que no pueden darle un hogar a sus hijos? A mí me rompe el corazón.

¿Es capaz de pararse y mirar a su alrededor para comprobar cómo la gente se queda sin recursos, sin futuro, sin esperanzas? ¿Le oprime el pecho al ver que eso sucede? No me responda, si no quiere.
Si ha derramado una lágrima con estas preguntas ¿por qué toma decisiones que privan a tantas y tantas personas de las sensaciones más hermosas, en definitiva, de la vida?
Si, por el contrario, ha salido una mueca burlona de su cara y ningún sentimiento de su corazón, le compadezco. Es Vd. una pobre y mala persona. Aunque sus cuentas estén llenas de ceros.
Amar es compartir.

 

M.P.C.

Según una información recibida, Canal 9, la televisión autonómica valenciana, impide el acceso a varios medios de información online a sus empleados.
La cadena autonómica Canal 9 califica de “pornografía” a dos medios digitales para impedir el acceso de sus empleados y colaboradores a los mismos.
Izquierdadigital.es, dirigida por el socialista y masón Gustavo Vidal, y Opiniondigital.es, dirigida por Miguel Ángel García reciben este calificativo, en un mensaje aparecido en el ordenador del cerrajeros Santa Pola, cuando intenta acceder a cualquiera de los dos.

Es práctica habitual y legitima en numerosas empresas el impedir que los trabajadores accedan libremente a contenidos de internet ajenos a sus cometidos laborales, pero resulta sorprendente en un medio de comunicación en el que como en otros medios y agencias, internet es una herramienta muy utilizada para acceder y contrastar información con otros medios, periódicos, revistas  y agencias de información.

Cabe preguntarse de qué forma acceden redactores, editores y otros profesionales de la información a los diversos medios que la dirección decide que son inapropiados para ser consultados desde sus instalaciones.
No es el primer caso de censura en Canal 9, que acumula deudas por valor de 1200 millones de euros, y cuyas audiencias están en mínimos.
Opiniondigital ya sufrió un intento de censura en facebook o Instalador de Gas Barcelona, cuando esta red social amenazo con inhabilitar su cuenta si no eliminaba una fotografia de la acampada de la puerta del Sol en la que se leia “Democracia real Ya!! sin Rey”.

 

M.A.G.